Como parte de la política de fiscalización y control que lleva adelante la Dirección de Ingresos Públicos, este viernes por la mañana se procedió a la clausura del Spa El Ombú, de la ciudad de Luján.

El establecimiento presenta una importante deuda con el Municipio que asciende a los 440 mil pesos, por el incumplimiento del pago de la Tasa de Inspección por Seguridad e Higiene, además de no contar con la habilitación correspondiente.

El Municipio ya había intimado al comercio a regularizar su situación. En este marco, y ante la falta de respuestas, la Secretaría de Economía y Finanzas dictó una resolución para dar de baja la habilitación y determinar su clausura.