El juez de la Cámara de Casación bonanerense, Víctor Violini, ratificó hoy su decisión de otorgar liberaciones o morigeraciones de detención a presos y advirtió que si no se descomprimen las cárceles, el coronavirus va a infectar a “50 mil presos y eso va a hacer explotar el sistema sanitario” de la Provincia.
   “Yo soy juez y tengo que preservar la vida. El bien jurídico número uno protegido por el derecho es la vida”, sostuvo el magistrado.
   En diálogo con Radio La Red, Violini insistió en que “sólo pueden acceder al arresto domiciliario aquellos que tengan delitos leves” y subrayó que “de ninguna manera” se le otorgó el beneficio a personas que hayan cometido delitos graves.
   Ante la polémica generada en torno a la medida, el juez de Casación provincial manifestó: “Lo que le digo a los familiares es que tenemos 34 mil lugares para alojar presos y tenemos 50 mil”.
   “Si la pandemia ingresa a las cárceles, cosa que va a suceder, se va a tardar entre un mes y medio y dos meses en contagiar a todos los presos. Si tengo 50 mil infectados de coronavirus, ¿qué hago? ¿Los dejo morir? Les tengo que dar asistencia sanitaria, porque en los penales no hay posibilidades de internar a nadie”, resaltó.
   Y advirtió: “Si saco a 50 mil presos contagiados, explota el sistema sanitario de toda la provincia de Buenos Aires”.
   Violini explicó que la lista de los detenidos que se encuentran dentro de los grupos de riesgo ante el coronavirus “la mandan el Ministerio de Justicia y el de Seguridad” de la Provincia de Buenos Aires.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí